Samstag, 14. April 2018

CONDENAMOS; RECHAZAMOS Y REPUDIAMOS EL ATAQUE DEL IMPERIALISMO YANQUI CONTRA SIRIA EN COLUSIÓN Y PUGNA CON LOS IMPERIALISTA RUSOS

Reproducimos la nota períodistica aparecida aparecida en el diario alemán SPIEGEL ONLINE, por que contiene elementos informativos muy importantes para sacar conclusiones sobre el desarrollo en Siria y el Medio Oriente Ampliado (MOA).

La primera, tiene que ser con que el imperialismo yanqui es la superpotencia hegemónica única (el perro gordo) y el imperialismo ruso, todavía superpotencia atómica, el perro flaco. Esto queda bien descrito en la secuencia antes, durante y después del bombardeo encabezado por los imperialistas yanquis. La escenificación un poco vulgar fue algo así: Trump, el genocida que encabeza al imperialismo yanqui, se presentó como el matón grandazo del barrio  y Putín se le enfrentó mediaticamente como el valiente, como el que reta y hace ademanes hasta casi hasta chocar mentón con mentón con el grandazo; luego el matón del barrio, es decir, en este caso, ya los militares yanquis, le dicen al peliche del barrio, sabes qué? quitate! quitate! y el otro a hurtadillas se quita, despejando el campo para que pase el matón y haga de las suyas.

En la noticia se lee:

"De hecho, los Estados Unidos han actuado con prudencia y pragmatismo, especialmente hacia Rusia. Por lo tanto, el ejército de los EE. UU. anunció a los rusos el ataque en la noche del domingo poco antes de la orden de lanzamiento a través de una línea telefónica militar creada hace años En términos concretos, se advirtió a las aeronaves rusas en el espacio aéreo de posibles colisiones con la ola de misiles de crucero, en lenguaje militar esto se conoce como "deconflicting" ("evitando el conflicto")".

"Los rusos, por absurdo que parezca frente a la salvaje guerra verbal entre Washington y Moscú, también están por la "desescalación". Moscú tiene sus propias bases en Tartus en el Mediterráneo y una base aérea en el interior de las modernas baterías antiaéreas del tipo S400. Estos, como los militares están seguros, al menos podrían interceptar una parte de los misiles que se aproximan.Pero durante todo el ataque, los sistemas rusos fueron cerrados durante la noche del domingo, solo la anticuada defensa aérea siria disparó sin éxito hacia el cielo. Incluso los buques de guerra rusos, con sus sensores detectan inmediatamente cualquier disparo de misiles estadounidenses, no respondieron en absoluto".

Segundo, que tal como ya los hemos señalado hace tiempo los yanquis quieren recuperar a toda costa la iniciativa militar en Siria, que está en el MOA, porque sobre el terreno los imperialistas rusos le llevan ventaja y los imperialistas yanquis no puede emplearse a fondo directamente en el terreno militar para recuperarla porque tendrían que chocar con los imperialistas rusos y estos, pese a ser el perro flaco, como lo definio magistralmente el Presidente Gonzalo, tienen la capacidad de respuesta nuclear equiparable a la yanqui.

En la noticia de referencia a propo se lee:

"A diferencia del ataque de hace un año, los EE. UU. no nombraron los objetivos específicos. Aparentemente fueron informados por propia observación de que no había más rusos o iraníes estacionados allí, incluso los sirios pueden haber retirado sus tropas de allí después de las amenazas de los últimos días. 2017 fue diferente, luego los rusos tomaron medidas frenéticas retirando a varias docenas de soldados de la base bombardeada posteriormente después de que os EE. UU. advirtió" .

Los imperialistas yanquis están buscando un acuerdo general en este terreno para ganar tiempo mientras buscan atizar las contradicciones dentro de los imperialistas rusos, seguros de las debilidades que los corroen, creandole todo tipo de dificultades como las sanciones económicas, cambios políticos en las repúblicas ex-soviéticas, zona de influencia de Rusia, fomentando la oposición contra el régimen dentro de Rusia, etc. El asunto es que la recuperación de Rusia no es tal, lo que ha conseguido el régimen de Putin es detener la caída, pero la situación económica y social de este país imperialista es cada vez más aguda, dependiente principalmente de la exportación de gas, petróleo y otras materias primas y dependiente de un  sistema financiero dominado por los yanquis y sus otros rivales imperialistas. Recordar lo dicho por el gran Lenin, la política es expresión concentrada de la economía y la guerra es la continuación de la política por otros medios, violentos o con derramamiento de sangre.

Por otro lado, los imperialistas rusos,angustiados por los problemas que les crean las sanciones y a la defensiva, por más que no paresca a alguos, quieren que se reconosca el satus quo en Crimea y la Ucrania a cambio de admitir  a los imperialistas yanqui sentarse en la mesa donde se a puesto a debate el futuro de Siria.

En la noticia se lee:

"El comportamiento de los rusos demuestra que Moscú no quiere una confrontación militar directa con los EE. UU. Si la defensa aérea rusa interceptara cohetes estadounidenses, británicos o franceses, en cualquier caso, el personal militar experimentado habría juzgado que era un ataque directo contra el país respectivo. Una reacción militar de las potencias occidentales se habría convertido en inevitable. A pesar de las amenazas públicas hechas por Rusia e Irán, el temido contraataque después de la operación estadounidense es poco probable".

Tercero: En medio de esta colusión y pugna imperialista algo es seguro, esto es, que la guerra en el MOA se va a intensificar con la presencia directa de los imperialistas yanquis, rusos y de otros países quienes actuarán detrás de las tropas de sus lacayo de la región, moviendo el enfrentamiento de países de mayoría sunita "aliados" con los sionistas de Israel contra países de mayoria chiita como Iran, Irak, es decir como guerra regional detrás de las cual estan las superpotencias imperialistas y demás potencias. Así es porque todavía los imperialistas no estan en condiciones enfrentarse directamente entre ellos. Eso explica también los actuales desarrollo en Palestina.

Problema, que se les presenta a los imperialistas yanqui, es que para tratar de unir en un solo frente a los reaccionarios en el MOA, a su servicio, necesita solucionar el problema surguido con el Estado terrateniente-burocrático al servicio del imperialismo, principalmente yanui, que es Turquía. 

Problema, es que los imperialistas yanquis necesitan seguir usando a los partidos kurdos para sus planes de partición y nueva división en el Medio Oriente, pero esto choca con los intereses del Estado turco y Turquía a intervenido en Siria para conjurar que en su frontera se cree una nueva satrapia kurda, como el protectorado yanqui del norte de Irak. Por el momento los yanquis parece que han dejado a su suerte al partido kurdo de Siria, que usan como sus tropas sobre el terreno para la agresión. Los rusos han aprovechado esta situación creada al Estado turco para busar un acercamiento con Erdogan y lo han sentado a la mesa de negociaciones sobre el futuro de Siria y Assad. Los yanquis han acusado a Assad de usar armas químicas contra la población civil sin ninguna preba verificable y lo han bombardeado , es decir acusadolo de crímenes de guerra y sancionadolo con los ataques bélicos, para así darlo por no presentable y no poder ser contraparte de ningún tratado internacional. La situación es compleja y por este lado, la guerra de agresión, avanza en medio de colusión y pugna entre los imperialistas y reaccionarios.

Por el lado del pueblo, lo que corresponde es llevar adelante la lucha de liberación y que las condiciones subjetivas maduren para reconstituir los Partidos Comunistaqs y transformar la guerra en guerra popular y acabar con la guerra imperialista y los reaccionarios en el MOA.

Leamos la noticia:

"Ataques aéreos en Siria Solución militar mínima por Matthias Gebauer del diario internet alemán Spiegel Onlinie
A pesar de la guerra anunciada, el ataque estadounidense en Siria fue bastante moderado. Obviamente, los principales líderes militares pudieron convencer al presidente Trump de evitar un enfrentamiento con los protectores de Assad, Rusia e Irán.


A primera vista, el ataque de los Estados Unidos, Francia y el Reino Unido parece enorme. En solo una hora, en Siria fueron alrededor de las 4:00 a.m., los destructores  de EE. UU. en el Mediterráneo, submarinos y aviones británicos dispararon más de cien misiles de alcance medio. A los pocos minutos invadieron Siria y detonaron las cargas explosivas, incluso en Damasco, que todavía está estable hoy, sacudió la tierra.

En comparación con el primer ataque aéreo estadounidense, que el presidente estadounidense Donald Trump también ordenó hace un año después de un presunto ataque de gas venenoso por parte del régimen sirio, la operación fue significativamente más masiva en la noche del domingo. Más del doble de cohetes dispararon los Estados Unidos y los dos aliados europeos contra Siria. En lugar de una base de la Fuerza Aérea siria, esta vez se eligieron tres objetivos.


Sin embargo, expertos militares, incluidos generales de alto rango de la OTAN, consideraron el ataque unas horas después como "moderado y deliberado". Después de la guerra del Presidente en Twitter, muchos de ellos temían un ataque amplio contra varios objetivos militares. Esto amenazó con una posible confrontación con Rusia e Irán, ya que ambas potencias protegen al gobernante Assad y han estacionado a miles de soldados en Siria.


Los ataques aéreos, sin embargo, fueron dirigidos exclusivamente contra el programa de armas químicas de Assad. En lugar de atacar objetivos simbólicos del régimen, como el palacio presidencial en Damasco, se limitaron a un aeropuerto desde el cual habría  partido un helicóptero con el gas venenoso. Además, fueron alcanzados instituciones de investigación, allí Siria todavía está produciendo y almacenando armas químicas.



En la foto el Secretario de Defensa Mattis detrás del General Joseph Dunford muestran como se centraliza el Poder en los EE.UU., la potencia hegemónica única, para seguir desarrollando la guerra de agresión contra los pueblos del mundo en colusión y pugna con las otras potencias imperialistas: dos contradicciones se expresan (nota nuestra a la foto)

Continua el Spiegel: Con un ataque más amplio, a pesar de los salvajes anuncios de Trump, siempre existía el peligro de que los soldados rusos o iraníes hubieran sido atacados en sus bases militares. A más tardar, un contraataque de las dos potencias protectores habría sido casi inevitable. Justo ante este escenario de horror, los principales oficiales del ejército de los Estados Unidos han podido advertir con éxito a su presidente en los últimos días.


Assad envió un mensaje claro


El ministro de Defensa James Mattis jugó un papel central, uno de las últimas voces moderadas en el equipo de Trump desde el punto de vista de militares europeos. En los medios de comunicación de los Estados Unidos se debe leer, Mattis le ganó a Trump por un ataque de gran alcance, mientras advirtió repetidamente contra una confrontación directa de los EE. UU. con Rusia. Una vez activada, la línea, esto casi siempre se intensificaría militarmente casi automáticamente.


Indirectamente Mattis confirmó su papel después del ataque. Dijo a los periodistas que la operación había sido planeada para infligir el máximo daño al programa de armas químicas al tiempo que minimizaba el riesgo de matar a los soldados rusos. Mattis llamó a la ola de ataque un "disparo de una sola vez". A Assad se le ha enviado un mensaje claro de que cada uso de armas químicas tiene consecuencias dolorosas.


De hecho, los Estados Unidos han actuado con prudencia y pragmatismo, especialmente hacia Rusia. Por lo tanto, el ejército de los EE. UU. anunció a los rusos el ataque en la noche del domingo poco antes de la orden de lanzamiento a través de una línea telefónica militar creada hace años . En términos concretos, se advirtió a las aeronaves rusas en el espacio aéreo de posibles colisiones con la ola de misiles de crucero, en lenguaje militar esto se conoce como "deconflicting" ("evitando el conflicto").


Los sistemas rusos fueron cerrados en la noche del domingo

A diferencia del ataque de hace un año, los EE. UU. no nombraron los objetivos específicos. Aparentemente fueron informados por propia observación de que no había más rusos o iraníes estacionados allí, incluso los sirios pueden haber retirado sus tropas de allí después de las amenazas de los últimos días. 2017 fue diferente, luego los rusos tomaron medidas frenéticas retirando 
a varias docenas de soldados de la base bombardeada posteriormente después de que os EE. UU. advirtió .

Los rusos, por absurdo que parezca frente a la salvaje guerra verbal entre Washington y Moscú, también están por la "desescalación". Moscú tiene sus propias bases en Tartus en el Mediterráneo y una base aérea en el interior de las modernas baterías antiaéreas del tipo S400. Estos, como los militares están seguros, al menos podrían interceptar una parte de los misiles que se aproximan.Pero durante todo el ataque, los sistemas rusos fueron cerrados durante la noche del domingo, solo la anticuada defensa aérea siria disparó sin éxito hacia el cielo. Incluso los buques de guerra rusos, con sus sensores detectan inmediatamente cualquier disparo de misiles estadounidenses, no respondieron en absoluto.


El comportamiento de los rusos demuestra que Moscú no quiere una confrontación militar directa con los EE. UU. Si la defensa aérea rusa interceptara cohetes estadounidenses, británicos o franceses, en cualquier caso, el personal militar experimentado habría juzgado que era un ataque directo contra el país respectivo. Una reacción militar de las potencias occidentales se habría convertido en inevitable.
A pesar de las amenazas públicas hechas por Rusia e Irán, el temido contraataque después de la operación estadounidense es poco probable. Similar al ataque de represalia de Estados Unidos, puede sonar verbalmente alto en la escena política, pero casi todos los observadores consideran que una reacción militar está fuera de discusión. Esto, según un general de la OTAN, se debe principalmente al Ministro de Defensa Mattis".